No Menu

¿La Ley 245(i) y qué está sucediendo en el congreso estadounidense?

Es una pregunta que surge después de conocer la victoria del partido Republicano en la Cámara de Representantes.  Lo que sigue es esperar los acontecimientos que se avecinan hasta que termine la sesión de las dos cámaras del Congreso, una dominada por los Republicanos y la otra por el partido Demócrata.  En el 2011 se estará realizando una sesión de transición, en la cual propuestas de ley que no benefician a la comunidad indocumentada absorberán la atención del congreso porque no hay un espacio para ello, ni con las mejores intenciones del Presidente Obama. Vivimos por lo mismo cuando el Presidente George W. Bush trató de impulsar la ley 245(i) sin éxito.  La ley 245(i) permite que una persona que haya sido pedida por un familiar o por su patrón antes del 30 de abril de 2001 tramite su cita dentro de los Estados Unidos si paga una multa de $1,000.00.  Los beneficios de la ley 245(i) pueden cubrir una persona que no está directamente solicitada, por ejemplo, el hijo soltero menor de 21 años de una persona pedida por su hermana(o) ciudadana de los Estados Unidos.  Por eso es importante que un abogado que conoce la materia de ley de inmigración analize la situación familiar para ver si existen beneficios bajo la 245(i).

Ya sabemos que desde la elección del Presidente Obama, se han presentado muchos cambios, entre ellos, la aprobación de la reforma de la salud. Ni siquiera se ha asomado la posibilidad que la ley 245(i), gracias a una campaña en su contra por organizaciones contra cualquier tipo de “amnistía” aunque la 245(i) no sea una “amnistía.”

Mirada de esa manera, estaremos analizando el debate acerca de leyes que requieren la atención inmediata de Obama y del congreso norteamericano, para comenzar de una vez, una reforma positiva al sistema de inmigración. En primera instancia, Obama y el congreso deben de apoyar la sección 245(i), que permitirá la inmigración de personas que tienen trámites pendientes por medio de un familiar o de un patrón, sometidos despues del 30 de abril del 2001, porque existen miles de familiares de ciudadanos norteamericanos y de residentes legales que siguen viviendo en este país sin tener una avenida para inmigrar, sin tener que salir físicamente del país.  El Presidente y el Congreso deben de saber que al forzar que estos familiares salgan del país causa la división de la unidad familiar por dilataciones que suscitan en los trámites del gobierno.

Muchos indocumentados siguen saliendo fuera de los Estados Unidos aunque tienen el derecho de tramitar el proceso en los Estados Unidos.  Aquellos que salen son víctimas de una campaña de mala información, sea por notarios o por ignorancia.

Es primordial que los ciudadanos norteamericanos se pongan en contacto con  sus congresistas y pidan hablar con alguno de esos congresistas.  Recuerde que este sistema en donde vivimos es realmente una democracia y funciona solamente si usted se mantiene en comunicación activa con los políticos en Washington D.C. Además, su voto cuenta.  Si usted puede votar porque es un ciudadano de los Estados Unidos, hágalo.  El único modo que usted puede hacer un impacto político para que regresen el ley 245(i) es por medio de su voto.  No importa por quién.  Lo que importa es que lo haga.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,