No Menu

Ley de Arizona

Ley de Arizona arrestará a personas que hablen inglés con acento.

La aprobación de la ley SB 1070 en el estado de Arizona ha causado un gran impacto sobre la comunidad hispana en torno a su seguridad en todo el país. Primero que todo, porque la ley ha sido diseñada para darle a las entidades policiacas del estado la autoridad para arrestar aquellas personas que parecen estar en los Estados Unidos de manera ilegal. Para poder aplicar la nueva ley de Arizona, lo único que el policía deber tener es una sospecha razonable y aquí es donde radica el problema; ¿Que quiere decir ésto? ¿Que al policía no le gusta el estilo de ropa del sospechoso?

¿Su estilo de corte de cabello? ¿Su acento? ¿El color de su piel?

Esto seguramente impactará a todo el mundo, pero especialmente aquellos que pertenecen a una minoría cultural, étnica y racial. Sigo enumerando un segundo aspecto que tiene que ver con la autonomía que tiene el gobierno estatal y federal. En segunda instancia, la ley SB 1070 de Arizona está causando un gran problema de autoridad gubernamental, porque el estado de Arizona le está robando al gobierno federal su autoridad. Tenemos que tener algo perfectamente claro y es que todo lo que concierne a todo lo relacionado al estatus inmigratorio de una persona es asunto federal. Así esté en los Estados Unidos legalmente o ilegalmente, y ésto cae debajo del manto de la ley federal. Esto fue establecido cuando se aprobó la constitución norteamericana para poder homogenizar el proceso de integración de los inmigrantes, que obviamente tenían distintos rasgos raciales, diferentes lenguas, distintas tradiciones, corrientes religiosas, políticas, ocupacionales y sobre todo su perfil físico.

No tenemos que discutir muy a fondo la persecución que han sufrido los afroamericanos y indios nativos americanos, por parte de la comunidad anglosajona que se caracteriza por su piel blanca y de cultura europea. Esta misma constitución fue la que garantizó la protección de los derechos civiles de estos habitantes en particular. Se vio claro que eran los estados, o sea, la gente en los estados respectivos, por ejemplo, los estados del sur contra los afroamericanos y en los estados de la Florida, Nuevo México, Arizona, y Texas, que perseguían a los indios americanos.

Hoy día son los hispanos. El miedo que tenemos nosotros en Texas no es solamente el hecho de ser vecinos de México, un tema que sin dudas utilizaran los que quieren la ley, y que también es una manera de difundir el miedo. El otro hecho es que el 30% de Texas es de orígen o descendencia hispana. Seremos una minoría grande, pero al fin de cuentas somos una minoría. Y, los únicos que pueden protegernos, si es que llegamos al punto de aprobar una ley parecida, son nuestros representantes políticos en Austin o en Washington.

En conclusion, es una etapa por la cual nosotros hemos pasado antes, asi que nada nos debe sorprender; pero al mismo tiempo nosotros debemos estar conscientes que lo único que nos va a salvar es la movilización personal cívica y política, y no estoy hablando de marchas, sino de utilizar el envio de cartas, correo electrónico, llamadas por teléfono, mensajes de texto, facebook, Twitter y otras redes de información de la actualidad para protestar contra esta ley. Si usted desea obtener mayor información acerca de las nuevas leyes de inmigración, por favor busque el “proyecto coyote” en la pagina de Facebook y Youtube, donde pueden entrar a opinar y discutir acerca de estas leyes anti-inmigrantes.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,